Jeep de Curitiba superó Parkinson y llegará a Uruguay en triciclo

jeep curitibano cuerpo de norberto74 años, sufriendo mal de parkinson hace 18 años Una de las peores consecuencias para él, provocada por una enfermedad neurológica que afecta el movimiento, fue la pérdida de su licencia de conducir. tu viaje de conducción jeep willys 51 – conocido como Old Joe entre los jeeps – es su hobby. Ahora solo va como pasajero al encuentro de los amantes de este tipo de vehículos. Durante una pandemia, la depresión golpea jeep curitibano, quien estaba tan desesperado que incluso le donó su jeep a su hijo menor. Preocupado, porque el luchador nunca “se entregó a los paraguayos”, como él dice, Boddy encuentra la manera de redescubrir las alegrías de la vida. En mayo hará expedición en triciclo a Uruguay. ¿El Parkinson te lo impide? Bueno, aquí está la parte divertida de la historia.

El conductor del jeep es jubilado y vive en Florianópolis (SC) desde 1982, donde enseña Historia y Geografía en cursos preuniversitarios. En diciembre de 2019, Boddy vino a Curitiba a visitar a familiares. Llegó la pandemia y terminó teniendo que quedarse en la ciudad capital de Paraná, debido al tratamiento que necesitaba. Eventos inesperados hacen que Boddy se encuentre Paraná. Asociación de Parkinson, con sede en Curitiba. Eso fue lo que cambió su vida.

LEA TAMBIÉN:

>> ¡Más piñones! Profesor de la UFPR creó técnica que incrementó la producción y podría salvar a la Araucaria de la extinción

Vivir con los síntomas de Parkinson es una especie de lucha diaria para los afectados por la enfermedad, ya que el síndrome es incurable y empeora gradualmente. Es una enfermedad crónico degenerativa del sistema nervioso central, que altera la coordinación motora. Temblores, rigidez y lentitud de movimientos son los principales síntomas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi el 30% de los pacientes presentan depresión y ansiedad.

“He tenido depresión antes, pero no fue tan importante como lo fue durante la pandemia. Nunca renuncié a Paraguay. Para que se den una idea, en 2017 me fui de expedición con Old Joe a la Patagonia Argentina, que hasta tiene un libro. Aunque estaba enfermo, traté de mantenerme motivado. Pero durante la pandemia es diferente”, informó Boddy.

En la Asociación de Parkinson de Paraná, una organización sin fines de lucro, el conductor del jeep dijo que había recuperado el ánimo. “Su trabajo me ha fortalecido. Esto no es un gemido de Parkinson. He experimentado esto durante 18 años de enfermedad. Lo que recibí fue tratamiento en varias áreas de la salud, mostrándome un camino para recuperarme”, dijo Boody, quien continúa el tratamiento psicológico en línea, aunque ya regresó a Florianópolis.

De vivir en la comunidad surgió la idea y la motivación de andar en rickshaw. “Hago ciclismo de 30 km a 50 km al día para hacer ejercicio. Todo está dentro de mis limitaciones”, explicó. Y pedalear se convierte en una aventura para Boddy, que decide hacer un viaje a Chuí (RS), una ciudad en el extremo sur de Brasil. El plan es partir en mayo de este año. “Voy solo, saliendo de Florianópolis, pero estaré acompañado en línea por la Asociación de Parkinson de Paraná. Quiero escribir un libro sobre viajes y poder ayudar a la asociación de alguna manera”, planea.

LEA TAMBIÉN:

>> “Alfaiate do Tijucas” es una referencia a la calidad en una profesión que está al borde de la extinción

Un libro sobre viajes en triciclo no será el primero escrito por un conductor de jeep. el tiene uno libro electronicoescrito en 2020, llamado Mi entretenimiento de Parkinson. También hay un informe de viaje de 2017, con su Willys 51. “Parkinson, la lectura es recomendable para los que tienen mal humor crónico”, bromeó.

Residencia en Paraná. Asociación de Parkinson, los profesionales que acompañarán a Boddy en el viaje provienen de los campos de la neurología, la psicología y la fisioterapia. La asociación explicó que no habría apoyo económico para la aventura al tratarse de una organización sin ánimo de lucro. La agencia informó que apoya las iniciativas de sus socios.

Boddy dijo que el apoyo profesional se haría a través de grupos de WhatsApp. También habrá un grupo de WhatsApp para otros que quieran unirse al viaje. “Para los que tienen Parkinson, para los amigos. La gente necesita saber que ser diagnosticado con la enfermedad no significa que la vida ha terminado”, concluyó el conductor del jeep.

Marianela Mallen

"Alborotador total. Aficionado al alcohol. Especialista en redes sociales. Amigable nerd de los viajes".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.