Kirchner de Argentina en huelga por juicio por corrupción

La vicepresidenta argentina, Cristina Kirchner, lanzó el martes una larga y políticamente cargada defensa contra los cargos de corrupción, por la que los fiscales le han pedido que enfrente 12 años de prisión y una suspensión perpetua de la política.

Kirchner, de 69 años, está acusado de adjudicar de manera fraudulenta contratos de obras públicas en su bastión en la Patagonia.

Dijo el martes en una transmisión en vivo en las redes sociales que su ideología política, el peronismo, estaba en juicio y que los fiscales habían “escrito la sentencia”.

“Nada, absolutamente nada de lo que dicen está probado”, dijo Kirchner, una abogada que asumió la presidencia de 2007 a 2015 tras suceder a su difunto esposo, Néstor Kirchner.

Fue durante los tres mandatos presidenciales que se produjeron denuncias de corrupción.

“Este no es un juicio contra mí, es un juicio contra el peronismo, contra el gobierno nacional y el pueblo”, dijo, blandiendo extractos de un discurso de 90 minutos de legislación, artículos de prensa, correos electrónicos y cuentas.

“Son 12 años (prisión solicitada), 12 años del mejor gobierno que ha tenido la Argentina en las últimas décadas”.

Kirchner habla desde su despacho en el Senado, donde es presidente y goza de inmunidad parlamentaria.

Incluso si es declarado culpable -se espera un veredicto para fin de año-, no irá a la cárcel, a menos que la corte suprema del país apruebe su sentencia o pierda su escaño en el Senado en las próximas elecciones a fines de 2023.

Una docena más fueron juzgados junto con el vicepresidente y sus declaraciones judiciales debían presentarse la semana pasada.

Kirchner ha decidido presentar su defensa en las redes sociales luego de que este lunes se rechazara su solicitud de declaraciones adicionales.

Varios cientos de simpatizantes vitorearon su llegada al Senado el martes, mientras que otros hicieron lo mismo cuando salía de su casa en un barrio de lujo de Buenos Aires.

Y el propio ministro de Justicia, Martín Soria, criticó el proceso y dijo que “ha quedado expuesta la falta de imparcialidad de los tribunales y fiscales”.

Los acusó de negarse a darle a Kirchner la oportunidad de “defenderse” al rechazar su solicitud de testimonio adicional.

Tal es su naturaleza divisiva que grupos rivales de manifestantes, a favor y en contra de él, se reunieron frente a su casa el lunes por la noche después de que el fiscal Diego Luciani pidiera que fuera condenado a 12 años de prisión y fuera de la política de por vida.

La policía se vio obligada a intervenir a medida que aumentaban las tensiones.

Luciani denunció el “auténtico sistema de corrupción institucional” del que dijo que es “quizás la mayor operación de corrupción que haya conocido el país”.

El martes, los ex presidentes de izquierda sudamericanos, Evo Morales de Bolivia y Dilma Rousseff de Brasil, expresaron su apoyo a Kirchner.

Alano Dena

"Nerd aficionado al café. Alborotador. Comunicador general. Jugador. Analista. Creador. Ninja cervecero total".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.