Puma visto en iceberg en la Patagonia | tierra de la gente

Fue un día más de trabajo para el fotógrafo Luis Alejandro Acharez. Vive en El Calafate, en la Patagonia Argentina, y se gana la vida grabando recorridos en lancha por el Parque Nacional Los Glaciares. Es el segundo parque nacional más grande de Argentina y alberga el glaciar más grande del mundo fuera de la Antártida. La naturaleza allí siempre sorprende, pero aquella pasada mañana de invierno superó cualquier expectativa.

“Hace muchos años que navego aquí, antes de ser fotógrafo era marinero y en 20 años nunca vi un puma en un parque nacional”, dijo a Terra da Gente. Lo que los argentinos llamamos puma lo conocemos como puma o puma (Puma concolor).

Luis está en un catamarán en un recorrido por los canales del Lago Argentino, en la parte sur del parque. “Estábamos en el Glaciar Spegazzini cuando otro bote turístico nos avisó por radio que había un jaguar en el témpano a la entrada del canal. El capitán entonces aceleró el bote pero estaba tan lejos que tardamos 40 minutos. Y cuando llegamos tenía cámaras instaladas en la proa”, dijo.

Los jaguares se llaman puma na en la Patagonia Argentina. — Foto: Luis Alejandro Acharez

A pesar de la demora, el jaguar permanece en el iceberg. Quienquiera que estuviera en el catamarán filmaría la escena. “El jaguar es tímido, se esconde. Siendo muy hábil, corre y se refugia en la parte más protegida. El capitán comienza a dar vueltas al iceberg hasta que lo vemos en persona”, dijo.

El video muestra al jaguar caminando y saltando. “Usamos los tacos de las botas para caminar sobre el hielo y aun así a veces perdemos el equilibrio. Ella camina con las patas como si estuviera en un parque”, relata el fotógrafo.

Era una sensación extraña: por un lado estaba muy concentrada y enfocada en hacer fotos con mi cabeza de fotógrafo. Y por otro lado emociones por lo que veo y no puedo creer lo que veo

— Luis Alejandro Acharez, fotógrafo

Según el biólogo Emiliano Donadio, esta es una situación inusual. A su juicio, el jaguar terminó allí por dos razones: “La primera es que debido a que estaba escalando un glaciar, se rompió el hielo y siguió flotando encima de este iceberg formado. Otra hipótesis es que cruzaba el lago nadando. y río arriba. Descansa.

Los avistamientos de jaguares en este sitio son muy raros. — Foto: Luis Alejandro Acharez

La distancia de una orilla a otra es de unos 800 metros y la temperatura del agua varía de dos a seis grados. Esto demuestra la versatilidad del puma, el felino de mayor distribución en América que habita desde Alaska hasta el sur de Sudamérica.

“Toda la región se ha adaptado a muchos ambientes diferentes, zonas muy frías y nevadas, desiertos, zonas muy altas a 3.500 metros de altitud o al nivel del mar, pastizales, bosques, terrenos inundables y hasta modificados por el hombre. Su Patagonia está en los bosques y en las estepas, excepto donde es exterminado por cazadores y criadores de ovejas”, explican biólogos especialistas en ecología y conservación.

“Creo que tuvimos suerte porque era invierno y en invierno los hábitos de los animales cambiaban un poco. Por los nevados bajaron los jaguares. Los pudimos ver más de día y cerca de la orilla y en este caso en medio del lago”, analizó el fotógrafo Luis Alejandro.

No tenía idea de a dónde había ido el jaguar después de ese encuentro inesperado. “Nos quedamos allí tres o cuatro minutos y nos alejamos para no molestarlo. Pero creo que nadó hasta el otro lado y siguió su camino”. Los guardabosques acudieron al lugar pero el jaguar ya no estaba. La administración del parque cree que el animal se ha movido de forma segura.

No aparecieron otros jaguares en el hielo. Luis muestra con orgullo la que considera la foto más hermosa que jamás haya tomado.

Alano Dena

"Nerd aficionado al café. Alborotador. Comunicador general. Jugador. Analista. Creador. Ninja cervecero total".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.