Viaje por carretera: la familia pasa seis meses en la carretera en busca de una vida más sencilla – Revista Marie Claire

El inicio del viaje, en el camino argentino que conduce a la Patagonia chilena (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Enero de 2018. En medio de la construcción de una casa familiar en la Patagonia chilena, Patrícia Beck y Gustavo Zylbersztajn estaban más felices que nunca con la región que bordea el Pacífico, al sur de la Cordillera de los Andes, cuando lanzó la idea. “¿Qué tal si hacemos un viaje por carretera por aquí?” En el caso de una modelo y fotógrafa con una agenda apretada y esperando a su primer hijo, la propuesta puede no sonar a tiempo. Pero desde hace un tiempo esto surgió en la conversación de una pareja que se caracterizaba por compartir diferentes gustos en cultura y naturaleza. Deseosos de conocer más a fondo el estilo de vida local, que ya estaban pensando en convertir en un domicilio permanente, empezaron a calcular y redactar el guión, que tardaría un año en ponerse en marcha.

El siguiente paso es encontrar un tráiler en el que, según sus predicciones, vivirán entre seis y ocho meses. Si el sueño de comprar un Zero Airstream no se ajusta a su presupuesto, parece razonable renovar un modelo anterior. Fueron días de búsqueda en internet para encontrar en Ohio, en Estados Unidos, un Excella 32, de 1987, en buen estado. El trato está hecho, es hora de arreglar la carcasa del móvil que, por dentro, no oculta el desgaste causado por el tiempo de uso. Sin prisas, buscaron referencias, materiales y objetos para el futuro hogar, siempre con la mirada puesta en los artículos ecológicos. Entre otras cosas, inventaron un inodoro de compostaje y un sistema especial de energía solar para el remolque. Crear un espacio de 10 metros en forma de pasillo (dividido entre suites, que cuentan con una cama king size y una cama individual; cocina, con lavadora, freezer y heladera; sala de estar; y una pequeña habitación que se convierte en oficina , donde hay computadora, equipo fotográfico, y televisión) en un ambiente más hospitalario, cuelgan láminas en papel de algodón con fotos de la familia que pinchan en las paredes. Y, antes de probar los equipos en su viaje de 12 días, en los que recorrieron 8.000 kilómetros y ocho estados de EE. UU., también equiparon el tráiler con productos biodegradables para no dejar rastros antiecológicos por el camino.

Estilo de vida - Vida sobre ruedas - Tres viajeros en un tráiler (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Tres viajeros en un tráiler (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Estilo de vida - Vida sobre ruedas - Benjamin observa ovejas de la finca de Leona Amarga a través de la ventana (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Benjamin observa a través de la ventana las ovejas de la finca de Leona Amarga (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

El primer reto de este viaje no son las bajas temperaturas, sino conciliar las tareas del hogar, cuidar a los bebés (que muchas veces no pueden salir de la caravana por el frío y la lluvia) e incluso conducir hasta ocho horas al día. Los obstáculos naturales no tardaron en aparecer. “En lugares muy empinados, el carro no puede tirar de un remolque que pesa unas 4 toneladas”, dice Gustavo. Ten paciencia, luego se detendrán y esperarán a que el motor se enfríe antes de continuar su camino. “Respetar los límites, poco a poco logramos superar la gran subida”, agregó.

Estilo de vida - Vida sobre ruedas - Guanaco, originario de América del Sur (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Guanaco, originario de América del Sur (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Estilo de vida - La vida sobre ruedas - El rancho de Leona Amarga visto desde el exterior (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Finca de Leona Amarga vista desde afuera (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Entonces, la familia tardó unos dos meses en ajustar y organizar la casa. “Construir una rutina es fundamental”, dice Patricia. Para ello, la pareja decidió ceñirse estrictamente al horario de las tres comidas principales, además de mantener al día la limpieza y el arreglo del ambiente. “El hecho de que la habitación sea pequeña no nos impidió esconder el desorden por mucho tiempo. Por eso cada cosa tiene su lugar y se lava inmediatamente después de su uso”, dijo.

Estilo de vida - Vida sobre ruedas - Patricia jugando con su hijo (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Patricia juega con su hijo (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Estilo de vida - Vida sobre ruedas - Selfie familiar (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Selfie familiar (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Estilo de vida - Vida sobre ruedas - en el lago Pehoe, dentro del parque Torres del Paine (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

En el lago Pehoe, dentro del Parque Torres del Paine (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Entre una noche en el bosque y otra en una playa apartada al borde de un fiordo, la pareja grabó sus largas conversaciones con mujeres de la región, que luego convertirían en el documental de 30 minutos Patagonia Sostenible, disponible en su sitio web. Canal de YouTube, ZYLBECKtrips. Como la conversación con Tatiana Villablanca, del restaurante Martín Pescador, en el pueblo de Futaleufú. Totalmente conectado con la tierra y los ancestros, el chef cocina con verduras, hortalizas y frutas cultivadas en el lugar, en un movimiento conocido como la milla de la comida (en portugués, cocina 0 km), donde el origen de la comida no puede extenderse más allá de 40 kilómetros de distancia. donde serán consumidos. Cerca de allí, en las afueras de Coyhaique, Alicia Haro tiene un jardín orgánico diverso y ofrece una experiencia turística en su finca. Le sigue la coherente Paulina Escobar, de Puerto Natales, dueña de Le Mouton Vert, una marca de ropa cuya mano de obra está retirada de la región, trabajando únicamente con lana orgánica y sustentable.

Estilo de vida - Vida sobre ruedas - Paseo por el interior del parque Torres del Paine (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Sendero dentro del Parque Torres del Paine (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Estilo de vida - Vida sobre ruedas - Vacas en la región de Gueulat (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Vacas en la región de Gueulat (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Estilo de vida - Vida sobre ruedas - Modelo en un descanso del viaje (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

La modelo se toma un descanso de un viaje (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Luego de descender de Santiago a Puerto Natales, Patrícia y Gustavo decidieron continuar su viaje hasta el final de la Carretera Austral. Era finales de marzo y el clima ya indicaba que se acercaba el invierno. Luego abordaron un ferry que cruzó el fiordo sur, desembarcaron en Puerto Yungay y, de repente, el paisaje verde y marrón se tornó gris. “Ese día le presentamos a Benjamin la nieve”, dice Patricia. Así, dejándose llevar por la naturaleza y cambiando de ruta cuando quisieran, la pareja cruzó la Patagonia chilena.

Estilo de vida - Vida sobre ruedas - Por Puerto Natales (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Arredores de Puerto Natales (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Estilo de vida - Vida sobre ruedas - Primera fiesta de cumpleaños de Benjamín, camino a Coyhaique (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Primera fiesta de cumpleaños de Benjamín, camino a Coyhaique (Foto: Gustavo Zylbersztajn)

Estilo de vida - Vida sobre ruedas - Gustavo en el parque Torres del Paine (Foto: Patrícia Beck)

Gustavo en el Parque Torres del Paine (Foto: Patricia Beck)

El viaje finaliza en Futaleufú, 180 días después de iniciado. Si no fuera por las palabras que Benjamim comenzaba a murmurar en ese momento, el viaje a la casa chilena de Patricia y Gustavo, donde estacionaron el tráiler, se habría desarrollado en el más profundo silencio. No porque no supieran qué decir, sino porque los dos estaban concentrados en sí mismos, en un intento de asimilar todo lo que habían pasado. En tan poco tiempo, aprenden a protegerse de la lluvia, el viento. Respetar (más) a las personas ya los animales. Seleccionando ingredientes, preparando comida propia, cuidando las tareas del hogar y el bebé. De camino a casa, ambos se sienten libres de excesos y profundamente conectados con las cosas que realmente les importan. Mientras no estaban, vieron a su hijo comenzar a equilibrarse, caminar, correr. Se dieron cuenta de cuántas veces actuaban automáticamente, comiendo cualquier cosa sin propósito ni atención, desperdiciando lo que, hoy, entienden que es importante. Y, a pesar de su estatus privilegiado, descubren que, con menos, pueden llegar a ser más.

Alano Dena

"Nerd aficionado al café. Alborotador. Comunicador general. Jugador. Analista. Creador. Ninja cervecero total".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.