Errantes y solitarios, los elefantes marinos son un turista atípico en la Costa Verde

Elefante marino sudamericano (Mirounga Leonina)visto en Ubatuba el 4 de marzo, regresó al mar el 8 de marzo y no ha sido visto desde entonces.

Sin embargo, hace cuatro días, el animal decidió detenerse en Paraty (RJ), y ayer (14) fue visto en Trindade, un antiguo bastión hippie. Y hoy, día 15, el animal volvió a Ubatuba, donde fue visto por los habitantes de la costa de Prumirim y Justa.

Con alrededor de cuatro metros de largo y dos toneladas de largo, el macho joven es monitoreado de cerca por un equipo del Instituto Argonauta, que ejecuta el Proyecto de Monitoreo Costero de la Cuenca de Santos (PMP-BS).

Carla Beatriz, bióloga, dijo que esta no es la primera vez que un elefante marino aparece en la zona. “Aquí en Ubatuba, tuvimos esta especie en 2006 y 2007. En esta etapa joven, tienden a ser solitarios e incluso errantes”, dice Carla, coordinadora de 10 PMP-BS, rea SP.

Los elefantes marinos viven en las islas subantárticas y tienen colonias en la Patagonia. Sin embargo, los adolescentes a menudo se ven solos.

Durante su estadía en Ubatuba, estos animales descansan mucho, pero también aprovechan para visitar varias playas.

Según los veterinarios del Instituto Argonauta, el elefante marino goza de buena salud y es probable que esté pasando por un proceso de muda, que consiste en mudar su piel y pelaje.

Al parecer, vino a Ubatuba a relajarse y refrescarse para continuar su viaje por la hermosa Costa Verde.

Bromas aparte, cabe mencionar que son agresivos, sobre todo cuando se sienten amenazados. Entonces, si ves a este joven elefante marino por ahí, mantén la distancia.

El equipo monitoreó a los animales mientras estaban en Ubatuba. Foto publicitaria/Instituto Argonaut.

Fidelia Pardo

"Zombie friki. Erudito de las redes sociales sutilmente encantador. Entusiasta de la cerveza. Pionero del tocino de toda la vida".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.